Blog

Numerología del 2024: un año de acción

Mi primera web personal nace como yo, en febrero y bajo el signo de Acuario. No exagero si te digo que he tardado más de 10 años en darle forma a este proyecto tan versátil y ecléctico como una servidora. Pero las cosas llegan cuando tienen que llegar y este febrero del 2024 doy a luz, con mucha ilusión, a mi página web mariallompart.com donde encontrarás proyectos y servicios de mi esencia sutil.

Pasar a la acción y concretar este proyecto ha sido posible gracias a la ayuda técnica de un diseñador web que ha tenido la paciencia de aguantarme durante años con todas mis dudas, cambios de ideas y demandas varias. Muchas gracias a mi hermano, Joan Llompart, por reinventarse con valentía y apostar profesionalmente por uno de sus dones y talentos, la tecnología y el diseño web.

Nada es casualidad. La energía de Plutón en Acuario me ha dado, sin duda, el impulso y la energía que necesitaba para dejar de procrastinar y lanzarme a la piscina. Y es que 2024, desde el punto de vista de la numerología, es un año de vibración 8 y, por si no lo sabes, un momento de mucha acción.

Voy a resumirte aquí los mensajes más importantes del número 8 para que este año sepas utilizar su vibración a tu favor.

El 8 es un número de enfoque exterior, un número dinámico y de energía rajásica. Vinculado al elemento tierra, su lema es el equilibrio interior y representa el cuerpo pránico. El 8 es, por lo tanto, el número del prana, de la energía vital. Está asociado al valor de la pureza, a la sanación, a la comprensión y a la justicia.

El 8 representa también el administrador eficiente, el alquimista y el estratega que tiene una gran capacidad de organización. La energía del 8 es la que te impulsa a pasar a la acción, a dejar de procastinar y materializar proyectos concretos. Los retos de un año 8 son precisamente aprender a reconocer los propios dones y talentos, confiar en ellos y utilizarlos de manera concreta. Las trampas están asociadas a la pérdida del equilibrio interno entre la parte espiritual y material.

El 8 en desequilibrio te lleva a la ambición, la codicia, la arrogancia y el exceso de poder. Con el 8 en desequilibrio uno se pierde, ya sea en el plano espiritual porque se desconecta de la vida en este plano denso y material, o cae, con todas las distracciones de la Matrix, en un materialismo exagerado y se desconecta de la parte divina y espiritual.

En resumen, 2024 es un año para trabajarte el equilibrio interno, la parte finita e infinita que reside en ti, y llevar todas las buenas ideas del corazón a las piernas para ponerlas en marcha.

La construcción de la nueva tierra te espera. ¡Manos a la obra!

Un abrazo,

Sat Nam

María Llompart

Otros artículos del blog

El centro

En la cultura japonesa hay un concepto que aprendí hace unos años leyendo un libro que me marcó: El libro del